El Bancal presenta su próximo Campamento (H)Urbano (con H de huerta) de verano 2019

La Asociación El Bancal presenta su próximo campamento (H)urbano de verano 2019 en el que ofrece talleres y actividades «hurbanas» a niños de entre 3 y 9 años.

Todas las actividades que ofrece El Bancal parten del aprendizaje colectivo y el intercambio de saberes (co-aprender haciendo y experimentando, escuchándonos), crear desde y con la naturaleza (echar raíces en la tierra para aprender a cuidarla), herramientas pedagógicas como el huerto y el AGROarte.

El campamento de verano de El Bancal arrancará el 24 de junio y finalizará el 12 de julio. Se desarrollará en el CEIP Emilia Pardo Bazán, situado en la Calle Ventorrillo 11, en el barrio de Lavapiés.

Puedes escoger todo el período, una semana completa, del 24 al 28 de junio, del 1 al 5 de julio y del 8 al 12 de julio o bien días sueltos. Ofrecen también dos opciones de horario, el básico de 9:00 a 14:00 horas y el ampliado, con entrada a las 8:30 y salida y a las 16:00 y que incluye la hora de comida que cada peque llevará de casa.

El precio por cada semana es de 98€ en horario básico  38€ en horario ampliado desde las 8.30h a las 16.00h. En caso de asistir días sueltos el precio será de 35€ por día.

Puedes realizar la inscripción y reserva hasta el 10 de junio (inclusive) a través del siguiente formulario.

Lucía Blanco, una de las integrantes de esta Cooperativa anima a participar en estos campamentos a los que presenta como «una nueva oportunidad de pasarlo “hestupendamente” descubriendo y explorando el mundo a través de juegos agroecológicos y energía huertana».

Blanco nos cuenta también que los campamentos que organiza El Bancal «son espacios de acompañamiento respetuoso para compartir juegos, fomentar la creatividad y el trabajo colectivo y aprender jugando. El concepto de los campamentos con perspectiva medioambiental del Bancal pretenden fomentar el uso de materiales naturales, reciclados y reutilizados para ir más allá del concepto del propio espacio del campamento, generando una conciencia con lo que hemos llamado ecología artística y decrecimiento creativo, de manera que se fomente un juego respetuoso también con el medio«.