Rompen varios cristales del colegio de Ontígola

Hoy el Colegio Público Virgen del Rosario de Ontígola ha aparecido con varios cristales rotos. Los vándalos han usado como arma arrojadiza piedras de dimensiones considerables. Además, han volcado un contenedor que está situado cerca de la entrada del aparcamiento de personal del centro.

Una vez más, aprovechando la impunidad de la noche y el aislamiento del centro, los gamberros han pasado como un huracán por las inmediaciones del colegio que, a pesar de contar con alarmas en el interior, hace tan solo una semana que sufrió un robo.

Esta gamberrada se suma a la larga lista de episodios desagradables que se vienen produciendo en la zona por parte de este grupo de incívicos. Papeleras arrancadas, restos de botellón, pintadas en suelo y fachadas, asaltos al pabellón, rotura de las máquinas de bebidas y snacks y un largo etcétera.

Eva Ruiz, una de las Monitoras que desarrolla sus funciones para el centro escolar, ha explicado a este medio que «no es la primera vez que pasa algo como esto. El colegio está situado en una zona alejada y la falta de policía en horario nocturno parece ser el perfecto caldo de cultivo para que los vándalos hagan de las suyas. No solo nos encontramos cada mañana, sobretodo los lunes, toda la acera y parte del patio interior lleno de basura de los botellones. Ya no sorprende que este tipo de gente se entretengan destrozando las ventanas del comedor a base de tirarles piedras. La falta de civismo es notable».

Desde Ontígola Digital condenamos enérgicamente estos lamentables e incomprensibles actos vandálicos producidos de forma repetitiva, maliciosa e intencionada y expresamos nuestros deseos de que las fuerzas de seguridad actúen ante estos actos incívicos, incrementen las labores de vigilancia y sancionen convenientemente.